Una tarde calurosa de verano


Escuchar este audio relato erótico

Saludos desde un campo algo desolado.

Otra tarde más aburrida y bastante excitante. Paso las horas anhelando el momento de deleitarme. En esta ocasión he olvidado mi juguete, pero bastará con mi propio cuerpo.

Me preocupaba un poco redactar este primer relato después de haber leído tantos y haberme estimulado múltiples veces leyendo los vuestros.

Estoy harta de vídeos, solo algunos me llevan al clímax cuando otras mujeres y hombres se masturban, pero solo si hay muchos gemidos, o leer diversas cosas que me excitan tanto que nunca fallan.

Y respecto a los gemidos, ¿te excitan? ¿Prefieres que te susurren al oído?

Ya estoy excitándome, voy a empezar quitándome una falda larga que creo que ya no necesito.

Llevo puesta una tanga negra de encaje, y quiero acariciarme debajo imaginando que son manos como las tuyas leyendo esto. Lo estoy haciendo y espero que tú también hayas llegado a este punto. Ahora chúpate los dedos, eso me encanta demasiado.

Voy a acariciar mi barriga hasta llegar a mis pechos, donde no seré tan suave. Me acaricio los pezones, ya están duros. Y me agarro el cuello como si fueras tú. Sería delicioso si estuviéramos haciendo el amor ahora, ¿no crees? Se me escapan los primeros gemidos, pero no te preocupes, aún tenemos tiempo para seguir disfrutando.

Me imagino en esta enorme cama, solo contigo, besándonos, explorando... solo quiero que llegues allí, que me satisfagas como nadie hasta ahora. Estoy muy excitada... es momento de explorar y de introducir el primer dedo.

Estoy muy mojada, se desliza fácilmente, quiero más, mucho más. ¿Cómo te sientes tú, mi vida?

Voy por el segundo y me gustaría que estuvieras conmigo. Me pongo boca abajo para rozar mi clítoris al moverme como si estuviéramos haciendo el amor, y ya no puedo resistir. Solo quiero llegar al clímax, en mi mente estás tú, excitándote y disfrutando al leer esto, al mismo ritmo que yo, estoy gimiendo, mordiendo las sábanas, demasiado excitada y ansiosa por terminar. ¿Lo hacemos juntos?

Vamos, más rápido, casi estamos llegando, sigue, no te detengas, me encanta así, oh, más rápido, me estoy corriendo, me estoy corriendo.

Nos vemos en el siguiente relato, espero que te haya gustado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir