Recibiendo consuelo de mi gran amigo


Escuchar este audio relato er贸tico

Esta es la narraci贸n de la primera vez en que fui desleal a mi pareja. Para que se hagan una idea de c贸mo soy, mido 1.60, tengo cabello rubio y ojos verdes, un trasero tonificado por el gimnasio y tambi茅n mis piernas, mis pechos son peque帽os pero proporcionados.

Esa vez mi pareja y yo tuvimos nuestra primera pelea despu茅s de meses de relaci贸n. 脥bamos a asistir a una fiesta, la cual mi mejor amigo vendr铆a a recogernos a mi casa alrededor de las 9 pm. Por la discusi贸n decidimos no ir. Yo, por mi parte, decid铆 quedarme dormida casi todo el d铆a y olvid茅 avisarle a mi amigo.

Durante la noche, escuch茅 un golpe en la puerta y al mirar vi que era mi mejor amigo. Le invit茅 a pasar, ya que a煤n no me hab铆a cambiado para la fiesta al decidir no ir, y olvid茅 avisarle. 脡l me recomend贸 que me cambiara r谩pidamente para intentar llegar a tiempo, pero sin 谩nimos, le cont茅 el motivo.

Al relatarle lo sucedido, se sorprendi贸 de que mi pareja se hab铆a peleado conmigo y me hab铆a dejado sola, ya que cualquier hombre dar铆a lo que fuera por estar conmigo y evitar una pelea. En ese momento, empec茅 a ver a mi mejor amigo de manera diferente y decid铆 arreglarme, no para la fiesta, sino para otra cosa. Mi amigo, sorprendido por lo que vendr铆a a continuaci贸n, me esper贸.

Termin茅 de arreglarme y le ped铆 que entrara a mi habitaci贸n. Me encontraba con un peque帽o top negro, dejando al descubierto mi abdomen y cintura, y una minifalda roja a cuadros. Al ver su reacci贸n, supe que le encant贸 mi apariencia.

Sin saber qu茅 decir, le indiqu茅 que se sentara en el sill贸n de mi habitaci贸n. Acto seguido, me acerqu茅 a 茅l y comenc茅 a besarlo mientras mov铆a las caderas. 脡l pos贸 sus manos en mis gl煤teos, ya que llevaba puesta solo una minifalda y una tanguita. Entre besos intensos, estaba muy excitada. Mi amigo me levant贸 en el aire y me acost贸 en la cama. Levant贸 mi top y, mientras me besaba, me acariciaba. Baj贸 la tanga y continu贸.

En medio de la excitaci贸n, met铆 la mano en su pantal贸n y not茅 lo duro y grande que estaba. Le hice quitarse los pantalones y le ped铆 que se acostara. Sub铆 sobre 茅l y empezamos a besarnos mientras me mov铆a. Le ped铆 que se pusiera un cond贸n y, sin dudarlo, accedi贸. Seguimos bes谩ndonos mientras me mov铆a sobre 茅l. Comenz贸 a frotar su miembro en mi zona 铆ntima. Por lo caliente que estaba, no me import贸 y pronto sent铆 su penetraci贸n, lo cual me result贸 placentero ya que ambos est谩bamos muy excitados.

Comenc茅 a cabalgar sobre 茅l y no pod铆a contener los gemidos de placer. Despu茅s de unos movimientos lentos, cambi茅 de posici贸n y 茅l continu贸 con movimientos m谩s intensos mientras me sujetaba de los brazos.

Los gemidos eran cada vez m谩s fuertes hasta que finalmente se retir贸 y acab贸 en mi espalda. Luego, simplemente nos acostamos y nos quedamos dormidos.

Al d铆a siguiente, retomamos nuestra intimidad al despertar, pero esa es una historia aparte que contar茅 si recibimos apoyo suficiente.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Tu puntuaci贸n: 脷til

Subir