Presentadora sensual (I)


Escuchar este audio relato er贸tico

La encontr茅 en un grupo de literatura, era una mujer con una personalidad 煤nica, combina la inocente belleza de Ir谩n Castillo con la imagen perversa y la sensualidad de Elvira "La Dama de la Noche". Adem谩s de ser culta, inteligente y directa, tambi茅n emana una sensualidad impresionante que se percibe en cada poro de su piel, la dulzura de sus ojos color miel contrasta con los tatuajes que decoran su esbelto cuerpo.

Tiene una personalidad inusual y atractiva que me cautiva. Su rostro irradia una mirada angelical y delicada detr谩s de sus lentes intelectuales. De piel blanca, cabello negro lacio que llega a los hombros, su cuello muestra tatuajes que agregan colores a su piel conforme descienden hacia su escote, el cual revela un par de senos grandes adornados con tatuajes multicolores que contrastan en su piel. Sus curvas pronunciadas se destacan en sus caderas y piernas, vistiendo generalmente prendas en blanco y negro que realzan su figura.

Desde que nos conocimos en el grupo literario, hubo una conexi贸n instant谩nea. Intercambiamos miradas, sonrisas y finalmente la invit茅 a salir. A pesar de su apretada agenda como locutora y escritora, logramos coordinar una cita cerca de la emisora donde trabaja. Despu茅s de una deliciosa cena y una conversaci贸n candente, decidimos dirigirnos a un hotel cercano.

En el trayecto hacia el hotel, se desnud贸 parcialmente mostr谩ndome sus impresionantes senos mientras nos bes谩bamos en cada sem谩foro en rojo. En medio de la excitaci贸n, saqu茅 mi pene para que me diera una intensa felaci贸n al mismo tiempo que acariciaba sus pechos. Tan elevada era nuestra pasi贸n que optamos detenernos en un estacionamiento de varios pisos antes de llegar al hotel.

Nos instalamos en el asiento trasero, y en un espacio reducido dimos rienda suelta a nuestro deseo. Desnudos, comenc茅 a explorar su cuerpo con besos, acariciando cada tatuaje sobre su piel. Descendiendo por su abdomen, me encontr茅 con su vagina h煤meda y caliente, la cual estimul茅 con mi lengua hasta llevarla al cl铆max, inundando mi rostro con su 茅xtasis.

Cambiando de posici贸n, ella se coloc贸 encima de m铆 y guio mi erecci贸n hacia su vagina empapada. Con movimientos cadenciosos, nos fundimos en un intenso acto de pasi贸n, sintiendo el calor y la humedad de su interior. Explorando cada rinc贸n de su cuerpo, nuestras pieles chocaban generando un excitante sonido. En un momento culminante, nos abrazamos, entreg谩ndonos mutuamente al placer antes de decidir seguir la historia en la privacidad del hotel.

Continuar谩...

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Tu puntuaci贸n: 脷til

Subir