El compa帽ero de su hijo


Escuchar este audio relato er贸tico

Julia y su hijo Daniel se hab铆an instalado en un pueblo de la costa valenciana tras su separaci贸n y hab铆an arrendado una residencia en una urbanizaci贸n. Su hijo comenz贸 sus estudios universitarios de inform谩tica en Valencia, a una hora de distancia de su nuevo hogar, y Julia empez贸 a trabajar como oficinista en horario diurno en una residencia de ancianos.

Daniel hizo nuevas amistades, pero uno en particular era Oliver, un joven tres a帽os mayor que 茅l, con quien sol铆a ir a casa con frecuencia y que agradaba a Julia. En muchas ocasiones se quedaba a cenar e incluso pasaba la noche. En una de esas veladas, mientras cenaban, Julia not贸 que Oliver la observaba de manera peculiar. Sus miradas se cruzaron varias veces, lo que provoc贸 un extra帽o cosquilleo en su cuerpo. Despu茅s de cenar, Oliver se ofreci贸 a ayudarla a recoger la cocina. Mientras ella preparaba las s谩banas en la cama para que 茅l se quedara a dormir, agachada, 茅l pas贸 por detr谩s, rode谩ndola con sus manos en la cintura y rozando su trasero con firmeza. Julia se inclin贸 hacia adelante al sentirlo, y Oliver se disculp贸 con una sonrisa.

Esa noche, Julia se acost贸 con una sensaci贸n extra帽a y, pensando en lo sucedido, sinti贸 deseos de autocomplacerse.

Al d铆a siguiente, Julia fue al trabajo sin poder apartar de su mente lo ocurrido con Oliver. Por un lado, le preocupaba; por otro, se sent铆a halagada. Julia se hab铆a divorciado de su esposo debido a sus constantes infidelidades, incluso con su mejor amiga, mientras ella hab铆a sido fiel durante todo su matrimonio. Esa situaci贸n le hab铆a causado una exasperaci贸n que a煤n perduraba. Julia no se consideraba una mujer espectacular: ten铆a 40 a帽os, med铆a 1.62 metros, pesaba 70 kg con algo de sobrepeso, pose铆a unos buenos pechos y un buen trasero, era morena y ten铆a el pelo medio corto. Ese d铆a, al salir del trabajo, decidi贸 hacerse la manicura y comprarse algo de ropa.

El fin de semana, Daniel llam贸 a Julia para informarle que no podr铆a ir, ya que se quedar铆a estudiando. Julia aprovech贸 para hacer compras y relajarse durante todo el fin de semana. Al regresar a casa, se encontr贸 con Oliver.

"驴Qu茅 haces aqu铆?" - le pregunt贸 Julia. "Daniel no va a venir este fin de semana".

"Creo que olvid茅 el port谩til el otro d铆a" - respondi贸 Oliver. "驴Me dejas entrar a buscarlo?"

"Claro, adelante... Ay煤dame a llevar las compras" - pidi贸 Julia con una sonrisa.

Oliver colabor贸 en llevar las compras a casa y las colocaron en la cocina. Mientras guardaban los productos en los cajones, Julia percibi贸 nuevamente la penetrante mirada de Oliver y volvi贸 a experimentar esa extra帽a sensaci贸n en su cuerpo.

"驴Por qu茅 me miras de esa forma?" - cuestion贸 Julia.

"Tu hijo me ha contado por qu茅 te divorciaste" - dijo Oliver mientras la acorralaba contra el m谩rmol de la cocina y posaba sus manos en la cintura de Julia - "Una mujer como t煤 tiene necesidades, y yo puedo satisfacerte."

"驴Qu茅 insin煤as?" - pregunt贸 ella, intentando apartarlo con sus manos.

"驴Cu谩nto tiempo hace que no tienes relaciones?" - inquiri贸 茅l.

Julia lo mir贸 sorprendida, se qued贸 paralizada y no supo qu茅 responder. Oliver desliz贸 sus manos por detr谩s y apret贸 sus nalgas, y ella solt贸 un grito.

"Soy la madre de tu amigo" - le reproch贸 ella, golpe谩ndolo en el pecho con las manos. Oliver se abalanz贸 sobre ella, quedando su rostro a la altura de su o铆do, y la oblig贸 a pasar los brazos sobre su hombro.

"Dime cu谩nto tiempo hace que no tienes relaciones y te dejo libre" - susurr贸 Oliver en su oreja.

Julia guard贸 silencio por un buen rato, mientras Oliver no dejaba de manosearle el trasero y comenzaba a acariciarle los pechos por encima de la camisa.

"Hace mucho tiempo. D茅jame en paz" - susurr贸 Julia con voz entrecortada, tratando de apartarse de la situaci贸n.

- un buen rato desde la 煤ltima vez - dijo Oliver mientras la empujaba lentamente hacia la habitaci贸n.

Desde hace 9 meses no tengo relaciones sexuales - le susurr贸 Julia a Oliver al o铆do.

Oliver apart贸 las manos de Julia de su pecho y se alej贸 un poco de ella, Julia continuaba abraz谩ndolo por el cuello sin moverse, ambos se miraron a los ojos durante un momento. Julia suspir贸 y Oliver desabroch贸 los botones de su camisa.

- 驴Qu茅 planeas hacerme? - le pregunt贸 Julia.

- Deseo ver tus pechos - respondi贸 茅l mientras abr铆a la camisa de Julia, sus manos recorr铆an la espalda de ella, desabrochando su sujetador. Los pechos de Julia quedaron al descubierto frente a 茅l. Julia intent贸 apartarse, pero Oliver la sujet贸 con firmeza, dejando claro que 茅l pod铆a imponerse.

- Por favor, d茅jame - le suplic贸 ella - no puedo hacerlo.

Oliver acarici贸 los pezones de Julia, provoc谩ndole un escalofr铆o en el cuerpo y haci茅ndole que sus pezones se pusieran erectos.

- Voy a excitarte y no podr谩s evitarlo - le dijo Oliver - qu茅 hermosos pechos tienes.

- No sigas - le rog贸 ella - no podemos continuar con esto.

Oliver tom贸 la mano de Julia y la llev贸 a su pantal贸n, Julia not贸 la erecci贸n de Oliver a trav茅s del pantal贸n, que parec铆a a punto de estallar.

- Mira lo que tengo para ti - le susurraba 茅l mientras hac铆a que la mano de Julia explorara su entrepierna.

Oliver desabroch贸 su pantal贸n, sac贸 su miembro y gui贸 la mano de Julia para que lo sujetara, comenzando a moverlo lentamente, acompasando el ritmo. Julia observ贸 sorprendida el tama帽o del pene de Oliver, quien le solt贸 la mano, permitiendo que Julia lo estimulara lentamente.

- Me encanta tu actitud - le dec铆a Oliver - Gordita, divorciada y madre del amigo.

Oliver hizo que Julia se arrodillara y golpe贸 los labios de ella con la punta de su miembro, mientras Julia lo miraba con s煤plica, intentando apartarse. Julia intent贸 apartar la mano de 茅l que sosten铆a su pene.

- Te lo ruego - sollozaba Julia - no me hagas esto.

Oliver separ贸 los labios de Julia con los dedos e introdujo su miembro en la boca de ella, provocando un quejido por parte de Julia, quien con las manos golpe贸 el pecho de 茅l.

- Todo para ti - le dijo 茅l - te dar茅 lo que necesitas... y comenz贸 a mover su pene dentro y fuera de la boca de Julia, agarr谩ndola del cuello y penetr谩ndola profundamente. Julia se retir贸, tosiendo al liberar su boca del pene de Oliver.

- Hazlo muy bien y no te lo volver茅 a meter tan profundo - le orden贸 茅l - ella asinti贸 y se sent贸 en el suelo, tom贸 el pene con ambas manos y comenz贸 a estimularlo con la boca, pasando la lengua por la punta y acariciando sus test铆culos.

- Sab铆a que en el fondo eres muy traviesa - le dijo Oliver - eres buena dando sexo oral.

Julia continu贸 realizando sexo oral y simult谩neamente masturbaba a Oliver, lo que generaba suspiros intensos y tensi贸n en 茅l.

- Sigue as铆 y llenar茅 tu boca de mi semen calentito - le advirti贸 茅l - quiero eyacular en tu boca, traviesa...

Julia neg贸 con la cabeza, pero Oliver la agarr贸 del cuello y eyacul贸 en la boca de Julia y sobre su rostro.

- Sigue chupando y d茅jame bien limpio - le orden贸 Oliver.

Julia lo mir贸, limpi贸 su pene con la lengua y lo dej贸 impecable. Oliver sonre铆a mientras observaba a la madre de su amigo postrada en el suelo, con el rostro cubierto de semen.

Eso solo era el comienzo.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Tu puntuaci贸n: 脷til

Subir