Dos personas trans y su caballo


Escuchar este audio relato er贸tico

Andr茅s contaba con 30 a帽os y durante toda su existencia hab铆a experimentado un fuerte impulso de usar prendas femeninas, pero debido a su crianza, esto era considerado tab煤 y lo manten铆a en secreto. Despu茅s de lograr independizarse y vivir a 300 km de sus padres, sal铆a con mujeres principalmente para encubrir su verdadera pasi贸n, prefiriendo en realidad pasar su tiempo a solas en su hogar vestido como mujer. Esta situaci贸n se mantuvo durante a帽os, siendo suficiente para Andr茅s. De vez en cuando conversaba con hombres interesados en verlo como mujer o con hombres con gustos similares, quienes se vest铆an y comportaban como mujeres en privado, aunque sus temores les imped铆an concretar encuentros, hasta que un d铆a conoci贸 a Manuel, de su misma edad y situaci贸n sentimental, cuya vida era sorprendentemente similar a la suya, desde hac铆a 4 meses鈥

Por casualidades del destino, Andr茅s y Manuel compart铆an la misma edad y ten铆an una estatura de 1.80 metros. Ambos pose铆an rasgos delicados y cuerpos sin vello, lo que los hac铆a atractivos para las mujeres, pero tambi茅n les permit铆a feminizar sus facciones con maquillaje. Con complexiones delgadas, pod铆an usar prendas femeninas ajustadas sin que se notara demasiado su f铆sico masculino. Andr茅s ten铆a la piel bronceada, cabello casta帽o claro y ojos almendrados, mientras que Manuel presentaba una tez clara, cabello rubio y ojos grises, ambos con cabello corto.

Finalmente, Andr茅s y Manuel decidieron encontrarse, teniendo as铆 la oportunidad de conocer en persona a alguien con gustos similares. Ambos vivieron con nervios su primera cita, pero r谩pidamente se sintieron c贸modos y terminaron en la casa de Manuel. No hubo intimidad, ya que descubrieron que ambos se ve铆an a s铆 mismos como mujeres por completo. Intentaron realizar actividades 铆ntimas, sin embargo, no funcion贸 entre ellos, resultando en que ambos terminaran vestidos como mujeres, adoptando aut茅nticamente roles femeninos en su nueva intimidad compartida.

Desde ese momento, todo cambi贸 para ambos o m谩s bien, para "ambas". Andr茅s visitaba al hogar de Manuel o viceversa y en esos momentos, se convert铆an en dos mujeres, siendo completamente femeninas. Realizaban juntos compras de ropa, congeniando de inmediato, sin mostrar se帽ales de su verdadera identidad, manteniendo total discreci贸n y evitando que alguien sospechara, adquiriendo prendas bajo la excusa de ser para sus "esposas" y prob谩ndoselas posteriormente, complement谩ndolas con atrevida lencer铆a que inclu铆a braguitas, ligueros, bodys, vestidos cortos y provocadores, zapatos de tac贸n o botas de cuero, as铆 como pelucas largas en tonos pastel o que imitaban su cabello natural, mientras adoptaban aut茅nticamente roles femeninos, compensando la ausencia de actividad 铆ntima con pr谩cticas masturbatorias c贸mplices, observ谩ndose mutuamente como mujeres y sonriendo felices, conscientes de que eso era lo m谩s cercano a estar 铆ntimamente con hombres que hab铆an experimentado en sus vidas鈥

Con el tiempo, desarrollaron la afici贸n de interactuar con hombres en l铆nea mientras se exhib铆an con atrevidos conjuntos y los estimulaban, sin llegar a concretar un encuentro por miedo a dar el siguiente paso.

Finalmente, en una tarde cualquiera, Andr茅s lleg贸 a la residencia de Manuel, o mejor dicho, M贸nica, Mony, como hab铆a elegido llamarse en su relaci贸n particular, quien ya se encontraba frente a la computadora con un atractivo conjunto, maquillada y peinada. Andr茅s, en esa intimidad conocida como Adriana, Adri, r谩pidamente se prepar贸, se maquill贸 y se coloc贸 una larga peluca rizada, para despu茅s servir unas copas de brandy, mientras su "amiga" le informaba que estaba chateando con un hombre de unos 29 a帽os, quien expresaba su admiraci贸n por lo que ambas representaban y manifestaba su deseo de conocerlas鈥

Este hombre se llamaba Jes煤s, med铆a 1.63 metros de estatura, ten铆a cabello negro corto, usaba gafas y era delgado. Su altura era inferior a la de las dos chicas trans,que a pesar de esa disparidad en estatura, ambas ten铆an miembros peque帽os, no superando los 12 cm de longitud cuando estaban completamente erectos. Sin embargo, sab铆an disimular esta caracter铆stica gracias a los consejos que hab铆an intercambiado desde que se conocieron.

Despu茅s de insistir un poco, al verlas a ambas con sensuales conjuntos de lencer铆a que inclu铆an bodys, medias de encaje, ligas y tacones de aguja que acentuaban su diferencia en altura, posando sonrientes para 茅l, Jes煤s logr贸 que las dos "chicas" lo invitaran a la casa de Mony despu茅s de muchos elogios y piropos subidos de tono.

En realidad, hab铆a dos razones por las que las chicas aceptaron invitar a Jes煤s. En primer lugar, al ser m谩s bajo que ellas, no representaba una amenaza, y en segundo lugar, probablemente, a pesar de su entusiasmo inicial, terminar铆a asust谩ndose al verlas en persona y seguramente se marchar铆a, para decirlo de forma m谩s simple. Adem谩s, en particular, ese d铆a ambas estaban m谩s excitadas de lo normal y, probablemente, la noche terminar铆a con las dos estimul谩ndose antes de dormir...

A las 11 de la noche, Mony le envi贸 la direcci贸n y un poco despu茅s, despu茅s de que ambas se cambiasen los bodys por ajustados vestidos cortos de tirantes, de color rojo intenso para Mony y azul pastel para Adri, que dejaban buena parte de sus muslos al descubierto, manteniendo las medias de encaje negro y los tacones. El portero llam贸 a su puerta y autoriz贸 la entrada a Jes煤s tras una breve mirada de duda por parte de las chicas. Estaban sonriendo nerviosas mientras el chico recorr铆a el pasillo desde la entrada hasta el apartamento en el tercer piso del edificio, con una mochila al hombro.

Finalmente, se escucharon los golpes en la puerta y ambas se sonrojaron, recordando los elogios de Jes煤s sobre lo sensual que luc铆an en la videollamada. Mony puso su mano en la puerta y gir贸 la manija para que el chico entrase...

Jes煤s contuvo una expresi贸n de sorpresa al ver a esas atractivas "chicas" con esos conjuntos sensuales, mientras que Adri pensaba en lo excitante que era, ya que era la primera vez que un hombre las ve铆a en persona vestidas como mujeres. Anhelaba que Jes煤s se marchara pronto para poder masturbarse con su amiga, apenas lograba contener la excitaci贸n que la embargaba.

El chico se qued贸 sin palabras ante la vista que ten铆a delante y al levantar la mirada para ver los rostros sonrojados de ambas con sombras azules en los ojos y labios pintados de rosa.

鈥 Pasa, Jes煤s... 鈥擲onriendo con discreci贸n, fue Mony quien rompi贸 el hielo con su tono femenino, que hab铆a practicado durante a帽os鈥. Bienvenido a mi hogar, somos Mony y Adri 鈥攕e present贸 a ella misma y a su amiga.

鈥 隆Ufff! Hola, guapas. 鈥擱espondi贸 el chico un poco m谩s calmado, pero claramente entusiasmado. 鈥擱ealmente lucen espectaculares...

En ese momento, esas palabras despertaron algo en ambas y, sin darse cuenta, las sonrisas en sus rostros se ampliaron. Mony y Adri comenzaron a caminar delante de 茅l, dirigi茅ndolo hacia el sof谩 de la sala mientras 茅l las miraba con deseo, con una sonrisa p铆cara en su rostro al observar c贸mo se contoneaban ante 茅l.

Jes煤s se sent贸 en el sof谩, frente a una amplia mesa de cristal, mientras las dos mujeres trans sensuales iban r谩pidamente por una cerveza y un vaso con hielo, para serv铆rsela delante de 茅l, visiblemente contentas de asumir sus roles femeninos para atender al hombre que, hasta ese momento, solo las hab铆a elogiado y piropeado. Luego, tomaron asiento en el sof谩, al otro lado de la mesa.

Despu茅s de relajarse con el primer trago de cerveza, Jes煤s respir贸 hondo y tom贸 la palabra.

鈥 Bueno, siendo honesto, he tenido varios amantes, muchos encuentros casuales, todos pasivos, porque soy completamente activo... Pero lo que m谩s me excita es lo que ustedes son, hombres que exploran su feminidad...

Las f茅minas prefieren ser tratadas con respeto en privado y aunque es la primera vez que presencio esto en vivo, debo decir honestamente que ambas lucen realmente hermosas, como aut茅nticas amazonas, altas y bellas... Je, je, je, puedo afirmar que tuve suerte...

Ambas mujeres sonrieron con alegr铆a ante las palabras de Jes煤s y la conversaci贸n se torn贸 m谩s amigable a medida que los tres perd铆an el nerviosismo, con las damas mostrando una conducta femenina en sus gestos y movimientos, a pesar de la distancia entre ellos, mientras 茅l las trataba con gentileza y se dirig铆a hacia ambas en un tono femenino. El joven empez贸 a abrirse poco a poco, compartiendo detalles de su vida con las dos chicas transg茅nero: era programador y viv铆a solo.

鈥 Y... 鈥擴na vez inmersos en la charla, Mony interrog贸 a Jes煤s鈥. Acerca de lo que mencionaste en el chat...

鈥 Bueno... 鈥擩es煤s sonri贸 mientras ajustaba sus lentes con el dedo 铆ndice鈥. Claro que busco algo estable, pero sin compartir un hogar...

鈥 Y... 驴Dos ser铆amos un exceso para ti? 鈥擬ony pregunt贸 con una sonrisa p铆cara.

鈥 Pues... 鈥擩es煤s imit贸 la sonrisa de Mony鈥. No lo s茅, habr铆a que probar... Nadie me ha desafiado, pero yo s铆 a muchos... 鈥擲e levant贸 repentinamente mirando a las "chicas"鈥. Necesito tomar una ducha.

Despu茅s de que Jes煤s colocara su mochila en el asiento y sacara una toalla azul, Adri se levant贸 y acompa帽贸 al joven al ba帽o mientras Mony los observaba, mostrando una sonrisa traviesa. El trayecto fue breve y al llegar, la chica abri贸 la puerta para que el chico entrara primero y encendiera la luz.

鈥 Aqu铆 es... 鈥擲usurr贸 Adri con timidez.

鈥 Gracias, bonita.

Mientras Adri sal铆a del ba帽o para que Jes煤s se duchara, 茅l le dio un suave golpecito en su trasero y cerr贸 la puerta antes de que pudiera reaccionar... Aunque Adri simplemente baj贸 la mirada y, sonrojada, regres贸 a la sala algo agitada, reviviendo una y otra vez ese instante lleno de sensualidad, sinti茅ndose no solo como una mujer, sino como una dama liberada, ya que disfrut贸 intensamente del roce en sus nalgas...

Se encontraba entre la verg眉enza y la excitaci贸n al darse cuenta de que ese chico, apenas m谩s alto que ella y al que inicialmente ve铆a como peque帽o, la ten铆a as铆, como una verdadera seductora avergonzada de admitir que le encantar铆a recibir otro toque. Inmersa en sus pensamientos, tom贸 asiento junto a su amiga.

鈥 驴Qu茅 opinas? 鈥擬ony sac贸 a Adri de su ensue帽o.

鈥 No lo s茅... 鈥擜dri apart贸 la mirada, incapaz de reconocer lo encendida que se sent铆a鈥. No tengo ni idea de por qu茅 estamos aqu铆 con 茅l...

鈥 Es cierto... 鈥擬ony sonri贸 decidida鈥. Pero bueno... Ya que hemos llegado hasta aqu铆, deber铆amos pasar un buen rato y luego ma帽ana damos alguna excusa, no s茅, que no es nuestro tipo o algo por el estilo, y luego le damos largas... Pero necesito hacerlo hoy, estoy muy excitada, Adri...

鈥 Si eso es lo que deseas, Mony...

Pasados unos minutos, mientras ambas segu铆an conversando sobre la vivencia y con Adri ya m谩s serena al saber que su amiga estaba igual de estimulada que ella, finalmente escucharon la puerta del ba帽o abrirse y sus corazones empezaron a latir con m谩s fuerza al escuchar los pasos por el pasillo, hasta que reapareci贸 Jes煤s, con el cabello desordenado y a煤n algo h煤medo, terminando de colocarse los lentes, vistiendo 煤nicamente un slip negro, y ambas a煤n sentadas, sin tiempo para reaccionar, 茅l se plant贸 frente a ellas y luego se baj贸 el slip...

En ese instante, las dos chicas transg茅nero notaron que Jes煤s hab铆a asumido su rol masculino, pues ambas lo miraron levantando la cabeza, primero observaron su cabello despeinado que le confer铆a un atractivo especial, percibiendo c贸mo 茅l las miraba con deseo y una sonrisa insolente, recorriendo sus cuerpos...El deseo por saber el tama帽o que alcanzar铆a su aparato viril, al estar fl谩cido ya ten铆a el mismo largo que los dem谩s en su m谩xima excitaci贸n.

Las hermosas transexuales se encontraban hipnotizadas por la enorme verga que ten铆an tan cerca de sus rostros. Jes煤s coloc贸 su mano izquierda sobre la cabeza de Adri y, ante la mirada de Mony, acerc贸 con firmeza su pene a la boca de la sumisa, quien la recibi贸 de forma instintiva.

Adri, curiosa y excitada, sinti贸 c贸mo el miembro de Jes煤s se ensanchaba dentro de su cavidad h煤meda hasta que apenas pod铆a contenerlo, provocando celos en Mony al ver c贸mo su amiga experimentaba con su primera relaci贸n oral.

鈥擜s铆, sigue as铆, zorrita... 鈥擩es煤s dirig铆a a Adri, quien se dejaba llevar por el placer de tener el pene del chico en su boca鈥. Qu茅 bien lo haces...

Cuando Jes煤s sinti贸 su pene bien endurecido, lo retir贸 lentamente de la boca de Adri, dejando a las dos transexuales ansiosas por lo que vendr铆a a continuaci贸n, al ver frente a ellas una gran verga de al menos 20 cm.

鈥 Ahora es tu turno, preciosa... 鈥擩es煤s dirigi贸 su miembro erecto hacia la cara de Mony.

鈥 S铆...

Sin necesidad de guiarle la cabeza, Jes煤s observ贸 con satisfacci贸n c贸mo Mony cerraba los ojos y abr铆a su boca para recibir el pene del chico, a煤n manchado con el l谩piz labial de su amiga.

鈥 驴Est谩s segura de que es tu primera vez? 鈥擩es煤s disfrutaba del movimiento de la cabeza de la seductora transexual鈥. Lo haces como toda una zorrita, igual que Adri...

Adri abri贸 los ojos, contenta de estar complaciendo al hombre en su primera vez, a pesar de tener poca experiencia m谩s all谩 de pel铆culas y juguetes menos voluminosos que la verga de Jes煤s.

鈥 Pero no es justo que te quedes fuera, Adri...

Jes煤s volvi贸 a tomar la cabeza de Adri, quien observaba fascinada c贸mo su amiga disfrutaba con el pene, anhelando volver a ser su turno. Excitada, Adri empez贸 a besar el abdomen de Jes煤s, bajando lentamente hacia sus test铆culos y comenzando con besos y largas lamidas mientras cerraba los ojos, disfrutando las sensaciones intensas de la situaci贸n.

Adri y Mony lograron coordinarse sin darse cuenta para brindarle a Jes煤s un oral a d煤o, con la rubia ocupada en su pene y la morena atendiendo sus test铆culos. Ante sus atenciones, Jes煤s las apart贸 suavemente, consciente de que la verdadera diversi贸n apenas comenzaba. Confundidas, las dos miraron t铆midamente al hombre.

鈥 Ahora, hermosas, quiero que se pongan a cuatro patas en el sof谩, una frente a la otra... Hoy las voy a complacer a ambas...

R谩pidamente, obedecieron la instrucci贸n de Jes煤s mientras 茅l permanec铆a de pie. Mony y Adri se levantaron 谩gilmente y se colocaron en el sof谩 como se les indic贸, quedando frente a frente a cuatro patas, levantando sus traseros y sonri茅ndose c贸mplicemente.

Jes煤s sac贸 un tubo de lubricante de su mochila y, mientras se situaba en una postura erguida,pene quedara entre las caras de las chicas, se extendi贸 la crema por sus dedos 铆ndice y medio de ambas manos, para luego acercar cada mano a las bragas de las mujeres, acarici谩ndolas por unos segundos, viendo con satisfacci贸n a las prostitutas disfrutar de su tacto antes de introducirles los dedos en sus traseros, comenzando a trabajarlos notando que estaban realmente limpios, mientras las dos transexuales reprim铆an sus gemidos en la medida de lo posible, dej谩ndose llevar...

鈥 Qu茅 mujeres tan bien portadas, tienen bien limpias sus colitas... 鈥擩es煤s observaba extasiado que ni Mony ni Adri retomaban sus tareas, esperando sus indicaciones.

鈥 E-es que... Nos gusta estar limpias... 鈥擬encion贸 Mony apenas en un susurro.

鈥 Somos mujeres bien educadas despu茅s de todo... 鈥擜帽adi贸 Adri con un tono un poco m谩s firme.

鈥 Y por supuesto que lo son, por lo que se merecen una recompensa...

Jes煤s movi贸 ligeramente sus caderas, golpeando sus labios con su miembro erecto, lo que ambas interpretaron como una se帽al para continuar deleit谩ndose con esa enorme verga, labor que retomaron con entusiasmo, recorri茅ndola con sus lenguas coordinadas de manera involuntaria, ya sumergidas por completo en la lujuria y el deseo, sin importarles ya sus gemidos al sentir los dedos de Jes煤s adentrarse en sus estrechos anos, primero el 铆ndice, luego el medio y finalmente ambos al mismo tiempo, dilat谩ndolas paulatinamente.

鈥 Verdaderamente son las mejores mujeres, unas aut茅nticas lujuriosas, unas damas de compa帽铆a de nivel... 鈥擠ec铆a Jes煤s entre suspiros, disfrutando de las atenciones de las "chicas".

En las confusas mentes de Mony y Adri, solo resonaban las palabras que escuchaban, sinti茅ndose realmente como unos animales, unas cortesanas, unas mujeres que se hab铆an dejado llevar por ese hombre, sintiendo la genuina necesidad de ser penetradas por Jes煤s, quien las conduc铆a hacia la c煤spide del placer...

De pronto, ambas sintieron de nuevo las firmes manos de Jes煤s en sus cabezas y fueron apartadas del irresistible miembro que devoraban con ansias. Entonces, con envidia, Adri observ贸 c贸mo Jes煤s tomaba a Mony de la cintura y la acomodaba de tal manera que su rostro quedara frente al respaldo del sof谩 y su trasero elevado justo frente a esa preciosa polla brillante por el efecto de la saliva de ambas. Mony, por reflejo, se sujet贸 al respaldo con ambas manos, observando sobre su hombro c贸mo estaba a punto de perder su virginidad anal, una vez que Jes煤s apart贸 su ropa interior...

鈥 Vaya mujer, est谩s muy ajustada... 鈥擟on cuidado, Jes煤s coloc贸 su enrojecida punta en la rosada entrada de Mony y empuj贸 suavemente, para no causarle dolor y que disfrutara al m谩ximo de la experiencia.

Finalmente, el pene de Jes煤s penetr贸 por completo a Mony, quien solt贸 un grito genuino mientras arqueaba su espalda. Jes煤s empuj贸 despacio, pero termin贸 llenando por completo a Mony hasta que su pelvis choc贸 con las nalgas de la rubia, y luego comenz贸 el vaiv茅n de caderas. Jes煤s la penetraba con delicadeza y firmeza, agarr谩ndose a la cadera de Mony con ambas manos, quien gem铆a de placer, moviendo sus caderas para unirse a Jes煤s una vez que el incipiente dolor en su interior se transform贸 por completo en placer sexual.

鈥 隆Est谩s muy ajustada, mujer! 鈥擡xclamaba Jes煤s mientras empujaba su pene hasta lo m谩s profundo de Mony.

鈥 隆Soy tu mujer, Jes煤s! 鈥擥ritaba Mony fuera de s铆, totalmente abrumada por el placer鈥. 隆Tu acompa帽ante, tu cerda! 鈥擡xclamaba con la lengua afuera.

Adri observaba at贸nita c贸mo su amiga gem铆a, se mov铆a, gritaba y se deleitaba mientras proclamaba lo sensual que era y finalmente alcanzaba el cl铆max, manchando su ropa interior en el instante en que Jes煤s la penetraba con fuerza, generando un sonido intenso en la colisi贸n de sus cuerpos justo en el cl铆max de su amiga...

A pesar de lo excitante que resultaba la escena

En el caso de Adri, ella no se autocomplaci贸 en absoluto. Anhelaba que Jes煤s la poseyera de la misma manera que hab铆a hecho con su 铆ntima amiga. Despu茅s de presenciar c贸mo su amiga quedaba exhausta en el sof谩, respirando agitadamente mientras la leche de Jes煤s flu铆a de su ano en forma de un delgado y sugerente hilo blanco que descend铆a por sus nalgas, ya una simple masturbaci贸n no le satisfac铆a.

鈥 Bien, esta mujer ya no es virgen鈥 鈥擩es煤s le dio unas palmadas en las nalgas a Mony, quien emiti贸 un d茅bil gemido鈥. Necesito asearme y orinar, despu茅s ser谩 tu turno, querida... Ven.

Jes煤s no esper贸 respuesta de Adri, quien estaba arrodillada y hab铆a sido testigo de cerca de la p茅rdida de virginidad anal de su amiga. Tom贸 la mano derecha de Adri y la ayud贸 a levantarse para acompa帽arlo al ba帽o, a lo que ella sigui贸 sumisamente, como un cordero.

Jes煤s abri贸 la ducha para limpiar su miembro con jab贸n, y luego se dispuso a orinar frente a la excitada Adri, que, al observar la micci贸n del hombre, tambi茅n sinti贸 la necesidad de hacerlo, por lo que baj贸 su ropa interior para liberar su 贸rgano y se prepar贸 para hacerlo de pie junto a Jes煤s.

鈥 No, no, no鈥 鈥擩es煤s la tom贸 de la cabeza y, ejerciendo presi贸n hacia abajo, indic贸 que quer铆a que se sentara鈥. T煤, sentada, acost煤mbrate a estar conmigo como la excelente mujer que eres, toda una hembra aut茅ntica...

鈥 S-S铆鈥 鈥擲umisa, Adri tom贸 asiento en el inodoro y se dispuso a orinar despu茅s de bajar su ropa interior.

鈥 Y mientras lo haces, puedes realizar otra acci贸n鈥

Jes煤s coloc贸 su miembro frente a la boca de Adri, quien de inmediato la recibi贸 para albergar de nuevo ese palpitante falo, cerrando los ojos y regocij谩ndose en el sabor del miembro de Jes煤s, que recuperaba su firmeza a medida que entraba y sal铆a de su boca. Cuando termin贸 de orinar, el hombre retir贸 su miembro y la hizo levantarse para que ella saliera primero. En el trayecto del ba帽o a la sala, Jes煤s la abraz贸 por detr谩s, y Adri, con los ojos cerrados, gem铆a mientras caminaba sin dejar de moverse, sintiendo c贸mo el hombre restregaba su miembro por su firme trasero y le pellizcaba los pezones sobre la ropa, con sus cuerpos pegados.

Un poco m谩s recuperada, Mony observaba atentamente a su amiga llegar con Jes煤s, coloc谩ndose de espaldas al sof谩 frente a ella. Jes煤s se dej贸 caer en el sof谩 mientras Adri se manten铆a de pie frente a 茅l, ofreci茅ndole una vista impecable de su trasero atrapado por el vestido. Entonces, le baj贸 la ropa interior y la agarr贸 de la cintura, descendiendo poco a poco para penetrarla all铆 mismo. El trasero de Adri present贸 m谩s resistencia que el de Mony, tardando m谩s en ceder, pero finalmente lo hizo mientras Adri emit铆a un largo gemido y Jes煤s la sujetaba de la cadera para terminar de penetrarla con su miembro.

鈥 隆Oh, dios! 隆S铆鈥! 鈥擡xclamaba Adri, cabalgando de espaldas sobre el falo de Jes煤s, guiada por 茅l.

鈥 隆Est谩s m谩s apretada que la chica de Mony鈥!

En esta ocasi贸n, le tocaba a Mony presenciar c贸mo su amiga era penetrada por ese hombre que las estaba convirtiendo verdaderamente en sus amantes. Observaba totalmente absorta c贸mo Adri expresaba fuera de s铆 que era la amante de Jes煤s, su compa帽era, su afici贸n鈥 C贸mo saltaba con deleite, ensart谩ndose en la estaca carnal mientras su rostro se transformaba de placer para finalmente alcanzar el esperado cl铆max, gritando genuinamente mientras la virilidad de Jes煤s llegaba a lo m谩s profundo de su ser justo cuando ella era colmada con el semen del hombre.

Mony se mord铆a los labios. Consciente de que Jes煤s las hab铆a sometido por completo, ansiaba m谩s del hombre, deseaba que volviera a poseerla, pero solo pod铆a observar c贸mo Adri ca铆a al suelo, con las piernas abiertas y el semen de Jes煤s saliendo de su trasero, al igual que ella hab铆a experimentado minutos antes, frente al hombre鈥

鈥 Qu茅date as铆 un rato, como una buena amante鈥 鈥擫e indic贸 Jes煤s a Adri, quien permaneci贸 en la posici贸n鈥. Y t煤, ven querida, es tu turno de nuevo鈥

Impulsada por una fuerza invisible,

Mony redujo al instante la distancia entre ella y Jes煤s. El hombre no tuvo que decir nada, ya que Mony de inmediato le dio la espalda y se puso a cuatro patas, lista para recibirlo nuevamente en su interior.

Adri, sin dejar de cumplir con la indicaci贸n que recibi贸, observ贸 c贸mo su amiga nuevamente se deshac铆a en placer ante los embates de Jes煤s, quien la penetraba con fuerza. R谩pidamente, ambos estaban a punto de alcanzar un delicioso orgasmo nuevamente. Jes煤s se retir贸 de ella y la gir贸 para dejarla arrodillada delante de 茅l, justo cuando estaba a punto de llegar. Se masturb贸 frente a su rostro y mientras Mony alcanzaba el segundo orgasmo de la noche, Jes煤s le llenaba el rostro con su semen.

El segundo orgasmo result贸 a煤n m谩s intenso que el primero y Mony qued贸 cabizbaja a los pies de Jes煤s, con la cabeza baja, respirando d茅bilmente y finalmente cayendo de lado nuevamente, apenas consciente...

Excitada por la forma en que ambas estaban siendo utilizadas por Jes煤s a su antojo, Adri ni siquiera se movi贸 cuando Jes煤s se acerc贸 a ella y le levant贸 las piernas para unirse a ella nuevamente. La penetr贸 de forma mucho m谩s salvaje que la primera vez, con su trasero recibiendo mejor la penetraci贸n. En medio del placer, Adri gem铆a y se llamaba zorra, puta y propiedad de Jes煤s, mientras 茅l le susurraba al o铆do que la llenar铆a de semen hasta lo m谩s profundo de su ser. Finalmente, eso sucedi贸 despu茅s de varios minutos, mientras ella se aferraba a su espalda y su miembro eyaculaba en lo m谩s profundo de ella...

Despu茅s de un tiempo en el que las dos mujeres pudieron reincorporarse, los tres decidieron ba帽arse juntos. Mony y Adri se quitaron las pelucas y quedaron desnudas ante Jes煤s, quien las acariciaba mientras se lavaban minuciosamente y luego lo lavaban a 茅l. Despu茅s de un rato, los tres salieron. Mony le indic贸 a Jes煤s c贸mo desplegar el sof谩-cama de la sala mientras ellas se arreglaban y Jes煤s hizo su parte, para luego presenciar la llegada de las dos mujeres desvirgadas luciendo ajustadas minifaldas y botas de cuero, con tops negros que dejaban al descubierto sus esbeltos vientres, llevando pelucas de largo cabello rosado y rizado, con el mismo labial carm铆n y cargando s谩banas y cobijas, tendiendo juntas el sof谩-cama como si fueran aut茅nticas amas de casa ante la mirada complacida de Jes煤s.

Luego fueron por unas cervezas y finalmente los tres se acostaron a ver televisi贸n, con Jes煤s en medio de ambas. A pesar de la diferencia de altura, las dos se recostaron en el pecho del hombre, abraz谩ndolo como zorras enamoradas en las que hab铆an sido convertidas por 茅l. De repente, Adri sinti贸 la mano de Jes煤s en su barbilla y, aunque confundida, se dej贸 llevar. 脡l acerc贸 su rostro al de ella y, ante la mirada expectante de Mony, le dio un beso apasionado, devorando su boca con pasi贸n. Esto termin贸 por rendir a Adri por completo, quien le devolvi贸 el beso abraz谩ndolo por el cuello como una aut茅ntica enamorada. Se besaron con deseo hasta que tuvieron que separarse para respirar. Pero ante la mirada de Adri, Mony tom贸 la iniciativa y fue ella quien bes贸 a Jes煤s, tom谩ndolo por el cuello como si fuera el 煤nico hombre en la Tierra, entreg谩ndose con la misma intensidad que segundos antes Jes煤s mostr贸 con Adri...

Mony observ贸, despu茅s de separarse, c贸mo Jes煤s volv铆a a deleitarse con su amiga, levant谩ndole la minifalda y penetr谩ndola con los dedos en su trasero. Adri gem铆a, pero el lujurioso beso la callaba y finalmente la pose铆a otra vez, penetr谩ndola con ella boca abajo en el sof谩-cama, mordi茅ndole la oreja hasta llevarla a otro orgasmo, mientras Mony se limitaba a observar, masturb谩ndose delicadamente, introduciendo sus dedos 铆ndice y medio en su h煤meda entrepierna.

El cl铆max fue devastador para Adri, quien apenas pod铆a mantenerse despierta despu茅s de la intensa sacudida que recorri贸 cada c茅lula de su cuerpo...

DesdeEn ese instante, comprendi贸 que Jes煤s ten铆a total dominio sobre 茅l y apenas logr贸 girar la cabeza para vislumbrar de reojo c贸mo su amo besaba apasionadamente a Mony, para luego recostarse y observar c贸mo su amiga cabalgaba de forma apasionada sobre el miembro de su hombre mientras este la acariciaba traviesamente por detr谩s y con maestr铆a, la conduc铆a hacia un explosivo cl铆max. Mony cay贸 a un lado de Adri, boca arriba, por lo que Jes煤s acomod贸 en la misma posici贸n a Adri, que reci茅n despertaba, con los rostros sonrosados y jadeantes, separados por escasos cent铆metros. Acto seguido, se arrodill贸 entre ellas y, luego de juntar sus rostros de manera que sus mejillas se tocaban, las dos contemplaban, jadeantes, c贸mo su macho, su aut茅ntico semental, se masturbaba intensamente hasta eyacular en los rostros de ambas, marc谩ndolas de forma indiscutible como sus amantes, para finalmente recorrer las barbillas de las dos desordenadas mujeres, cuyos maquillajes estaban hechos un desastre...

Jes煤s se levant贸 y, tras vestirse con la ropa que ten铆a en la mochila, recogi贸 la ropa sucia en el ba帽o. Una vez ordenadas sus cosas, arrop贸 a las mujeres y se encamin贸 hacia la puerta...

鈥 Bien, nos pondremos en contacto, 驴de acuerdo? 鈥擠ijo, agitando la mano en se帽al de despedida, antes de marcharse.

Adri y Mony permanecieron inm贸viles, completamente saciadas y excitadas por su amante, se dejaron vencer por el sue帽o, sin siquiera limpiarse los restos de semen de sus rostros, durmi茅ndose con sonrisas de satisfacci贸n...

...

鈥 Buenos d铆as...

鈥 Hola...

Adri y Mony se levantaron, comenzando el martes con un 谩nimo marcado por la intensa noche que hab铆an compartido horas antes, convirtiendo aquel lunes posiblemente en el m谩s agitado de sus vidas...

鈥 Lo de ayer fue sencillamente m谩gico...

鈥 Coincido contigo...

Tras ducharse y volver a su rutina como Andr茅s y Manuel, se prepararon para desayunar y dirigirse al trabajo. Mientras retomaban sus labores habituales, conversaron acerca de la experiencia con Jes煤s y, finalmente, tomaron caminos opuestos hacia sus respectivos empleos...

A lo largo del d铆a intercambiaron mensajes, revelando sus verdaderas identidades de Adri y Mony en la intimidad de sus tel茅fonos, rememorando con alegr铆a el placer proporcionado por aquel semental. Pronto llegaron a la conclusi贸n de que no pod铆an dejarlo ir; deseaban pasar la mayor cantidad de tiempo posible con 茅l, visti茅ndose como mujeres y comport谩ndose como verdaderas amantes para 茅l, sus amantes...

Al salir del trabajo, Andr茅s y Manuel se dirigieron al apartamento del segundo para liberarse de nuevo como Adri y Mony...

Se arreglaron durante horas, luciendo realmente impresionantes: llevaban ajustados vestidos strapless negros que apenas cubr铆an sus cuerpos, tacones de plataforma negros, y mostraban sus piernas depiladas. Sus largas pelucas imitaban sus tonos naturales de cabello, recogidas en altas coletas, con labios rojos y sombras azules en los ojos, adem谩s de pesta帽as y u帽as postizas...

Ambas se acomodaron sugestivamente en el sof谩-cama y le enviaron una foto provocativa en la que sonre铆an de manera sensual. La respuesta no se hizo esperar; el celular de Mony comenz贸 a sonar y ella contest贸 de inmediato, poniendo el tel茅fono en altavoz...

鈥 Hola, bellezas... 驴C贸mo est谩n?

鈥 Estamos ardientes realmente... 鈥擱espondi贸 traviesa Adri.

鈥 Y deseamos que nos calmes el fuego... 驴Est谩s dispuesto? 鈥擜帽adi贸 Mony, ansiosa.

鈥 Bueno... Me encantar铆a satisfacer a mis zorritas siempre que sea posible, si est谩n interesadas en ser llamadas as铆...

鈥 隆Claro que s铆! 鈥擡xclamaron al un铆sono, expectantes.

鈥 Pasar buenos momentos y hacerlas m铆as una y otra vez, ense帽arles a ser mis amantes favoritas... 驴Les interesa?

鈥 S铆鈥 鈥擡n ese momento, Mony ya se estaba acariciando, con sus braguitas bajadas hasta la mitad de sus muslos, estimul谩ndose con un par de dedos en el trasero, justo como Jes煤s le hab铆a indicado.

鈥 隆Queremos ser tus chicas ardientes鈥! 鈥擡xclam贸 Adri, alcanzando un cl铆max anal, recreando la manera en que su amante la hab铆a llevado al 茅xtasis la noche anterior.

鈥 Entonces nos reuniremos en un momento鈥 驴Todav铆a est谩n en casa de Mony?

鈥 S铆鈥 Aqu铆 nos encontramos鈥 鈥擱espondi贸 la mencionada con voz tenue.

No pas贸 mucho tiempo antes de que Jes煤s llegara al apartamento de Mony y, tras anunciar su llegada, se colocara frente a la puerta esperando. Al abrirla, no pudo contener la emoci贸n ante la visi贸n que se presentaba ante sus ojos: Adri y Mony, sus amantes, con las manos cruzadas a la espalda, mir谩ndolo con deseo evidente, sonrojadas y ansiosas por satisfacerlo.

Ambas lo tomaron de las manos y lo guiaron al interior, cerrando la puerta tras de ellos. Una vez a solas, ambas se arrodillaron a sus pies, observ谩ndolo con admiraci贸n genuina.

鈥 Entonces, vamos a comenzar鈥

Consciente de que esa ser铆a solo la segunda de las noches que planeaba pasar con esas mujeres, Jes煤s se quit贸 los pantalones y la ropa interior para que Adri y Mony pudieran atenderlo como sab铆an hacerlo.

Ese hombre hab铆a encontrado a sus dos compa帽eras sensuales y esas mujeres hab铆an encontrado a su amante...

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Tu puntuaci贸n: 脷til

Subir